Sobre Nosotros

Nuestra Compañia

    • El nacimiento:
OLIPES comienza sus actividades en España en el año 1993, de la mano de su fundador, Arturo Oliver y sus hijos, junto con un equipo de profesionales altamente especializado en el mundo de los lubricantes para sectores industriales. El constante proceso de innovación y reinversión ha permitido que OLIPES evolucione rápidamente, y en la actualidad sea un referente para el sector petroquímico internacional, con más de 2.500 referencias de productos, en 75 sectores industriales y presencia en más de 30 países.
    • Nueva fabrica:

La inauguración en 2004 de la moderna factoría de Campo Real (Madrid –España-), es el hito que marca un antes y un después en la historia OLIPES

      • Nuestras Instalaciones:
Fabrica Olipes

Sobre una superficie de 13.000 m2 de extensión, cuenta con una planta productiva de 3.000 m2 y un almacén logístico robotizado de 1.400 m2, así como laboratorio técnico y oficinas.

    • Nuestra producción:

La capacidad de producción se situó en 2011 en más de 90.000 Tn/año, entre las diferentes gamas de producto. Las inversiones de mejora en las líneas de envasado y almacenaje, actualmente en ejecución, permitirán incrementar en un 60% estas utilidades, alcanzando una capacidad de producción suficiente como para atender el 30% de la demanda de lubricantes en el mercado nacional. Durante este periodo de crecimiento y consolidación.

    • Nuestro compromiso:

El lema de la empresa ha sido“Tecnología de Vanguardia”, en clara referencia a la apuesta por la investigación y el desarrollo de nuevos productos, más avanzados, más eficientes y ecológicos, como la gama de Lubricantes Ecológicos BBO, lanzada al mercado con gran éxito en 2003.

    • Nuestro personal

Esta evolución no hubiera sido posible sin el gran activo de OLIPES: un equipo comprometido con los objetivos de la empresa, flexible, motivado y en constante formación. Los hombres y mujeres que trabajan en OLIPES aportan el valor añadido a los productos comercializados, proporcionado formación, atención comercial y asistencia técnica, con profesionalidad, esfuerzo e ilusión.

Miramos al futuro


    • Sostenibilidad:

Somos conscientes de que sólo la calidad y excelencia permiten ofrecer productos sostenibles a medio y largo plazo. El máximo aprovechamiento de las materias primas y la energía, la preocupación por el reciclaje y la biodegradación, y la eficiencia en el empleo de recursos, es indispensable para aceptar este compromiso.

    • Globalización:

El Mercado Global más que una idea, es una realidad. Nuestros productos deben cumplir las expectativas de los consumidores en todo el mundo. Una logística integral efectiva es capaz de situarlos en manos de los clientes, en cualquier parte del planeta. La comunicación, global y plural es accesible de forma generalizada.

    • Nuestra nueva mirada:

High Quality Lubricants/High Quality service

OLIPES ofrece productos y servicios sostenibles, con un alto valor añadido, en mercados industriales globalizados, buscando la satisfacción de los clientes y el bienestar y desarrollo de la sociedad. Las acciones encaminadas a conseguir estos fines, son consecuencia y reflejo de nuestra personalidad organizativa, apoyada firmemente en un conjunto de valores:

    • Trabajo en Equipo:

 Un equipo es más que la suma de sus componentes. Sólo el trabajo coordinado, motivado y responsable de todos los miembros de OLIPES, es capaz de aportar ese valor extra a nuestros servicios.

    • Orientación al Cliente:

 La atención al cliente es el núcleo de nuestra actividad. Nos relacionamos con los clientes de forma abierta y honesta, actuamos con integridad, tratamos de adaptarnos a sus necesidades y nos esforzamos por conseguir su satisfacción.

    • Compromiso con el proyecto:

 Nuestra visión no es cortoplacista, todas las decisiones que tomamos van dirigidas a cimentar la solidez empresarial de OLIPES, asegurando el futuro del proyecto y las condiciones de los que forman parte del mismo.

    • Respeto a la libertad personal:

Respeto a la libertad personal: Las diferencias entre los individuos son un factor de enriquecimiento. Escuchamos, opinamos y respetamos a los demás, sin distinción.